divendres, 1 d’abril de 2011

No Me Olvides // Cheryl Lanham

                                                    






Querido diario: ¿Por qué la vida es tan dificil?

Cuando me sorprendieron robando, creí que el mundo se derrumbaba. Fue una estúpida travesura, pero eso no fue lo peor: la jueza me impuso una pena de trescientas horas de servicio comunitarios. ¡Toda una eternidad!

Claro que nunca hubiera creído que me encantaria trabajar en un centro asistencial, y que alguien como Gabriel se cruzaría en mi camino. Desde que lo conozco, me siento otra persona. Tenemos tantas cosas en común, y se nos acaba el tiempo... ¡Ahora querría que esas tresientas horas fueran eternas!

P.D: ¿Cómo se le dice adiós a alguien que se ama?