dilluns, 13 de juny de 2011

Consejo sobre moda

La moda de verano nos invita a llevar prendas frescas, cómodas y ligeras, que dejan ver algo más de nuestra anatomía. Es ahí cuando empiezan los “inconvenientes” si consideras que tienes algunos kilos de más. La clave está en saber adaptar las tendencias de la temporada estival a tu figura.
Tener “barriga” muchas veces no nos deja lucir como quisiéramos. Camufla esa parte de tu anatomía y destaca tus puntos fuertes con los tips que Web de la Moda tiene para ti, y que te ayudarán a llevar con mucho estilo la moda primavera-verano 2011:
  • En un estilo informal.
Elige un top de línea evasé con amplio escote (tirantes, bañera o palabra de honor), que se ajuste a tu pecho y caiga suelto disimulando el volumen de tu vientre. Combínalo con un pantalón ajustado, de largo hasta el tobillo, de esta manera compensarás volúmenes y conseguirás el efecto visual de una silueta más estilizada.

Si quieres optar por un look hippy-chic, no de dudes en llevar este modelo de top con una falda larga que tenga mucha caída. Eso sí, mezclando colores lisos e intensos.

  • Estilo romántico.
Para el verano no podemos dejar de incluir en nuestro guardarropa un vestido largo y vaporoso. Para esta temporada se llevan los de estampado floral. Para disimular la barriguita, opta por un modelo de corte imperio (ceñido en el pecho y suelto de ahí hacia abajo).
Al momento de elegir el calzado debes tener en cuenta tu altura; si eres bajita, decántate por unas sandalias de tacón cuña, y para las altas, lo mejor son unas sandalias planas.

  • Estilo clásico.
Para ir a la oficina, un vestido cruzado es un clásico que nunca falla. Te aconsejamos decantarte por un modelo liso y que se puede ajustar a tu figura. Para ganar altura y estilizar tu figura, combínalo con unas sandalias altas, y para seguir potenciando esa imagen visual, elige accesorios grandes y llamativos (collar o pendientes, por ejemplo), pero siempre llévalos por separado.

  • Para una boda u otra ocasión especial.
Si quieres lucir espectacular y olvidarte de “meter barriga”, los vestidos drapeados son una apuesta segura, ya que el corte de esta prenda y la tela fruncida ayudan a disimular el volumen. Para un estilo elegante, sexy y muy de verano, opta por un vestido de escote asimétrico con un solo tirante, el llevar un hombro al descubierto ayuda a proyectar la sensación de una silueta más delgada.

Imágenes: Polyvore, NetaPorter.