diumenge, 28 d’agost de 2011

Serie La materia oscura



La protagonista del libro y de la trilogia es Lyra, una niña de origen incierto, mentirosa, traviesa, ingeniosa y sobre todo enormemente encantadora. Al principo del libro está viviendo en el Jordan College de Oxford, entre estudiantes y profesores. Pero como pronto queda claro, la Inglaterra en la que vive Lyra no es la Inglaterra que conocemos. Lyra vive en un mundo muy diferente al nuestro, un mundo en el que todos los seres humanos tienen daimonions, una especie de mascotas animales inteligentes, que esta regido por una casi todopoderosa Iglesia, un mundo con cierto aire decimonónico. La ambientacion es uno de los mayores aciertos de libro: es un mundo sugerente, lleno de maravillas, que se erige muchas veces en un personaje más del que deseamos conocer todos los detalles. Pronto Lyra se embarca en la aventura que cambiará su vida: están desapareciendo niños por toda Inglaterra y el último en desvanecerse es Roger, su mejor amigo. Ella está decidida a rescatarle y para ello emprenderá viaje hacia el Polo Norte, supuesto hogar de los -zampones-, los raptores de niños. Y a partir de aquí tiros, gitanos, condesas, espiritus, monos psicopatas, enormes cienagas, osos acorazados, científicos locos, portales a otros mundos, globos y zepelines... En fin, mil y una aventuras que se suceden a un ritmo frenético y que nos llevarán directamente al final perfecto para el primer libro de una trilogía. En las últimas paginas Pullman se las arregla para dar un sentido final al libro que deja satisfecho al lector y a la vez deja abiertas gran número de las tramas del libro.

Pullman tiene muy claro el objetivo de su libro: entretener. Y lo cumple con creces. Aun así, no desdeña introducir temas de calado (sobre todo metafísicos), de una forma apenas referida en este primer libro de la trilogía, pero que retoma con más profundidad y detenimiento en las siguientes entregas y que se acabarán convertiendo en los ejes centrales de su obra.


Trailer de la pelicula